Era cuestión de datos: Nos invitó a madurar y le sonreímos con las manos abiertas

Habíamos quedado en evaluar juntos algunos datos. Seguramente, cuando vio nuestra reacción al constatar que su aportación eran cifras elaboradas como consecuencia de previsiones de un despliegue de los recursos económicos en un proyecto, recompuso sus prioridades, y preguntó: “¿Os manejáis bien con los conceptos contables?”

1331890835_1

Podíamos percibir la calidad de los criterios con los que interpretaba los datos, y cómo extraía las conclusiones de su análisis. Nos dio confianza la seguridad con la que manejaba sus consideraciones. Y, sin embargo, tras sorber una horchata sin azúcar, le pregunté: ¿Qué valor tendrán esos datos dentro de seis meses cuando el proyecto camine? ¿En qué modo será determinante la evolución de la macroeconomía? Ella continuó: ¿El equipo de personas será capaz de dar consistencia a los procesos? ¿Con cuántos nodos de desacuerdo nos vamos a encontrar entre los agentes que gestionarán cada microproceso en la cadena de valor?

Es importante, así, lo creemos que la gestión de los datos, tan exhaustiva como se quiera, pueda dar luz a una madurez en el modelo de proceder de las personas.

GAUDIO

¿Por qué damos tanta relevancia a la capacidad de manejar datos?

“David Soloff está reclutando un ejército de buscadores de “hiperdatos”. Premise, la empresa de la que es cofundador, creó una aplicación para teléfonos inteligentes que ahora utilizan 700 personas en 25 países en vías de desarrollo. Esos usuarios, en su mayoría estudiantes universitarios y amas de casa, fotografían comida y artículos cotidianos en mercados públicos.

Analizando las fotos de los precios y la colocación de productos como tomates y champú, y después cotejándolas con otros datos, Premise está creando un índice de inflación en tiempo real para venderlo a empresas y comerciantes.”

La información del periodista dice: “Entre los suscriptores de Premise hay algunos fondos de cobertura de Wall Street. Procter & Gamble también es uno de ellos. Las suscripciones oscilan entre 1.500 y más de 15.000 dólares al mes, aunque hay una versión que ofrece datos gratuitos a escuelas y grupos sin ánimo de lucro.

Las nuevas conexiones se benefician asimismo de una información pública cada vez más abundante. Según un estudio del McKinsey Global Institute, 40 Gobiernos nacionales ofrecen datos actualmente sobre cuestiones como población y uso de la tierra.

DAVID-SOLOF

Esos datos oficiales pueden combinarse con sensores de teléfonos, motores a reacción e incluso aparcamientos de bicicletas que suben datos a los superordenadores de los sistemas en la nube.”

Guauuuuuuuuuuuu!

GEMMA-GALDON

Leamos qué dice al respecto Gemma Galdón en un texto escrito en 2023: “Los residuos de la apuesta smart también son los cientos de miles de ficheros con datos personales que se han ido acumulando en estos 23 años del nuevo milenio y que siguen dando vueltas por la Nube, como astronautas fuera de órbita. Datos sobre tarjetas de crédito, compras, perfiles de consumo, historias médicas, multas impagadas, sentencias judiciales, historiales de consumo eléctrico… Toda la infraestructura de datos que alimentaba los sistemas que prometían mejorar la experiencia urbana a partir de una mejor identificación y seguimiento de los ciudadanos.”

¿Hemos madurado con el uso de las nuevas tecnologías? No. Seguimos habitando un mundo que da prioridad al castigo de una parte y otra del ecosistema, de los a favor y de los “anti”. Y madurar es mucho más que denunciar, que condenar, que matar. La madurez que es la consecuencia del aprendizaje debe distinguir a la persona que considera que premiar, respetar y emular la acción que genera cohesión social y equilibrio medioambiental es una prioridad en un mundo que quiere ser inteligente.

Sin-título

¿Qué hemos de hacer con los datos? Posiblemente, algunos de ellos quedarán colgados en las hemerotecas. Todos resultarán obsoletos con el paso del tiempo. Sólo el cambio en las actitudes, en las conductas, capaces de incrementar la acción en cooperación, sin el miedo como sentimiento primordial, darán luz a una nueva sociedad, camino de Itaca.

TECNOLOGIAS QUE ATONTAN

Related posts:

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *