Diseño: un “debe”en todo proyecto y un “haber” en cualquier escuela.

María Benvent, en la entrega de premios de la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana, se preguntaba: ¿El diseño es sólo estilo y creatividad? ¿Es hacer las cosas más bonitas? ¿Vale realmente la pena hacer una inversión previa o “son caros”, como mucha gente se queja?

BAUHAUS-1Las preguntas no se resuelven ni con el conocimiento experto, ni con el uso de las tecnologías avanzadas, ni con la labor de equipo y/o la optimización de la función-diseño aplicada en todas sus variables.

La comisaria de la exposición en el Vitra Design Museum de Bonn sobre la Bauhaus, afirma: “En esos momentos, lo que une a creadores singulares no es tanto una línea de investigación formal como una visión de la vida” Y más allá de las famosas sillas que idearon alumnos y profesores, conocer lo que motivó aquella iniciativa es clave para definir hoy el modelo de identidad de los diseñadores “y, por supuesto, para perfilar el modelo de consumo de la sociedad”

Anatxu Zabalbeascoa, en un artículo en EL PAIS, subraya: “Puede que con los actuales coworking, crowdsourcing, la Globalpolitik o el comercio social, que cuestionan y modifican nuestra manera de producir, negociar y compartir, los diseñadores y los artistas estén cerca de los pioneros bauhausianos. Entre 1919 y 1933, ellos también tuvieron que tender puentes entre el arte y la industria y entre las propias disciplinas. “

En su reflexión, María Benavent, corre por otros derroteros. “Desde hace años, oigo a mis colegas diseñadores quejarse sobre la falta de interés que tiene la sociedad hacia el diseño gráfico y editorial, de la ignorancia de las empresas sobre la labor fundamental de un buen diseño como herramienta empresarial y de la lejanía de algunas instituciones que no lo han considerado como una herramienta eficiente de comunicación.”

BAUHAUS-4

Y, claro, para que el potencial cliente del producto-diseño se interese, el conjunto de agentes implicados, desde el diseñador hasta los medios de comunicación, tendrán que propiciar un cambio en la concepción del “conocimiento experto del producto”.

Hjördis Kettenbach, responsable de asuntos culturales de Hugo Boss afirma. “La voluntad de sorprender sin chocar, de convencer desde los detalles, permite que el usuario se vista y no se disfrace”. Un cambio de actitudes y de sensaciones que es ineludible para restaurar la conducta inteligente en el cliente/usuario.BAUHAUS-2

“La Bauhaus fue buena en plantearse lo implanteable, y ese es el inicio de toda creación y descubrimiento”, insiste la comisaria de la muestra. Y explica que aquella escuela fue “lo contrario a la reforma de Bolonia, que está destrozando nuestra educación, porque no hay espacio para pensar ni lugar para lo inesperado”.

panama_jack_2-272x182“Las culturas juveniles ahora son globales. Ya no es un consumo privado. No basta con que te vean los compañeros de clase. Ahora la oferta es global y la exhibición también. Las referencias son marcas y mercados mundiales”, interpreta Carles Feixa, catedrático de Antropología Social de la Universidad de Lleida y experto en culturas juveniles. Estamos ante “una cultura muy exhibicionista”.

Juan María González-Anleo, autor de Consumidores consumidos (Ediciones Khaf 2014), lo enmarca en el concepto de sociedad del espectáculo que elaboró Guy Debord. “Solo que ahora todos queremos ser protagonistas”.

¿Qué del quién?

Ahora todos somos anuncios de nosotros mismos. Hay una necesidad de estatus que tiene que ver con lo que tienen los demás.

¿Qué del qué?

Dónde queda esa vertiente didáctica que facilita el valorar el diseño como algo más que un estilo o un gusto estético, teniendo en cuenta otras cuestiones que también son intrínsecas al diseño como el aporte equilibrado de una solución a un problema o una respuesta oportuna a una demanda inteligente.

The Bauhaus #itsalldesign

BAUHAUS-3

El legado de la Bauhaus

Classic-Bauhaus-Weimar-Advertisment-272x182

BAUHAUS

Zapas

nike-1-300x179

Related posts:

Publicado en Aprendiendo a Aprender y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *