Publicidad: la creatividad contrahecha vs el trabajo bien hecho cada día.

El martes fue el turno de las agencias de publicidad. Creativos con audiencia, aunque lo importante no fue si hubo una respuesta masiva, que no, sino la relevancia de los contenidos tratados. Es tiempo de ajuste del mensaje a la restauración de la credibilidad. Necesitamos incrementar la confianza del consumidor y en esa tarea también la publicidad tiene su parte de responsabilidad. De otro modo, la inestabilidad entre la oferta y la demanda se acrecienta.
publicidad-4

La demanda de servicios de la publicidad está bajo mínimos. No solo por la crisis de las capacidades y los recursos de las empresas, también porque la audiencia de la publicidad se vino abajo. El ciudadano no la considera un medio de comunicación, sino un mecanismo incomodo de prescripción sin garantías. ¡Cuantas veces el spot publicitario contiene argumentos que no convencen, que no interesan!

publicidad-21

En el panel de expertos, con la participación de las empresas Remo, Rosebud, Éxit y Dimarco, dos grandes escenarios de reflexión: por un lado, la necesidad de las empresas de publicidad dotarse de un modelo de referencia ágil y flexible para adaptarse a todo perfil de empresa anunciante. La calidad creativa no puede contraerse por una limitación de los recursos. La conclusión: Conectar bien con el cliente: que se sienta orgulloso
publicidad-1
El segundo aspecto importante: la acción publicitaria tiene que dotarse de coherencia. Y la creatividad tiene que orientarse de acuerdo con otros factores vinculados a la calidad de la oferta. Es decir, sin contraerse tiene que alinearse con las actuaciones de otros socios estratégicos de la empresa anunciante. Creatividad y rentabilidad

publicidad-3
Salimos de la velada incorporando en nuestro marco algunas consideraciones importantes:

  • Sintamos pasión por lo que hacemos. Sin complejos.
  • Sepamos dar relevancia a las palabras y a las personas.
  • Atendamos a la crisis de credibilidad en nuestra política de comunicación: en las formas y contenidos. 
  • No es tiempo para la creatividad contrahecha.

ROSEBUD. FESTIVAL LA LLUNA

La palabra no compartida: el no-proyecto, el no-mercado, el no-futuro

Le llamamos en distintos momentos, pero no contestaba. Aparentemente, no había razón alguna para evitar la conversación. Lo cierto, era imposible el intercambio de criterios. En el horizonte, un proyecto que nos vinculaba. ¿Desgana? ¿Falta de un interés cierto? ¿Miedo? ¿Un modo sencillo de anular el compromiso? El tiempo corre en contra de las decisiones.


“Tenemos que pensar que nadie va a resolver nuestros propios problemas. O pensamos que somos parte de la solución o no habrá solución”, asegura José Luis Linaza, catedrático de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. Ahí  esta la proclama de quienes decidieron salir a la calle a defender la corresponsabilidad con el futuro.

Conscientes de la caída de la confianza en el sistema, experimentando la degradación de las relaciones económicas, comerciales, de intercooperación o de internacionalización, no somos capaces de garantizar la transparencia al compartir la palabra. “A lo más que podemos aspirar es a no empeorar. Hemos perdido las expectativas y estamos sin horizonte, sin esperanza”, explica Daniel Kaplún, sociólogo experto en opinión pública.

Veamos. En Barcelona, los artistas abren sus talleres durante cuatro fines de semana: videoinstalaciones, net.art y nuevos medios, pasando por técnicas más cercanas a la artesanía, como cerámica, tejidos, joyas y tapices. La veterana iniciativa Tallers Oberts se extiende a diversos barrios de Barcelona, en los fines de semana entre el 18 de mayo y el 3 de junio. La creatividad a pie de de calle. 

Palabras a compartir, de lo contrario, será imposible que aprendamos a pensar con libertad. Será aceptar que no podemos construir el mercado en el que nos queremos entender: la oferta y la demanda están obligadas a compartir. Sería negarnos un futuro, porque el silencio es más cómodo, esconde el miedo y nos entrega a la patética opción rellena de pesimismo. Preferimos el mensaje que nos invita al compromiso con una Vida limpia, repleta depropuestas.


¿Por qué en los premios FAD han sido elegidas construcciones que ajustan su dinamismo a la exigencia de utilidad? ¿Una arquitectura sin excesos, capaz de dar respuestas a necesidades reales de la sociedad y que huye de los excesos formales y arquitectónicos, y potencia los espacios públicos y comunitarios? Porque los arquitectos decidieron compartir su palabra con la realidad. Y, de paso, seguir construyendo un futuro, del que no podemos seguir sintiéndonos víctimas.

Valencia Idea nos propone una reflexión y un trazado creativos que plasmen proyectos tecnológicamente eficientes.

El no-proyecto, el no-mercado, el no-futuro están fuera de nuestro compromiso con el pueblo, en el pueblo y para el pueblo.

SILENCIO A LA PALABRA HUECA, EUFÓRICA E INTRASCENDENTE

TALLERS OBERTS

LA SALUD: Las relaciones que curan, el equilibrio en la comunicación.

Sobre el escenario, el ballet cubano contemporáneo interpreta una pieza de “mambo”. Ellos y ellas juegan roles diferentes, no son necesarias las palabras, los cuerpos danzan sin grandes cambios de posición, pero sus brazos, sus piernas, sus miradas, sus gestos, componen el relato.

Llega el momento de la ruptura de esa fijación al suelo, y los bailarines se buscan, quieren formar pareja sin éxito. Por fin, rotas las convenciones, los duos o los tríos, en todo tipo de formatos, se descubren entregados al baile y recuperan de nuevo una posición firme sobre el suelo. Otra, consecuencia del atrevimiento y la impostura.

Mudamos de escenario. Nos encontramos con la vendedora de ropa, con el comercial de perfumería. Miradas huyendo en su rostro. Desentendiéndose, nos atienden para cerrar de forma displicente nuestra demanda de información. Somos el otro con quien no precisan conversar, interpretar, entender. Y el desequilibrio en ese “bolero” se manifiesta destructor. ¿No quieren, no saben, se sienten distintos?


Construimos arquitecturas del desencuentro cada día. Entre oferta y demanda, especialmente. Pero también entre miradas y palabras que se cruzan sin interés, formas de comunicación online habitadas por decisiones cargadas de recelo, de rencor, de tomas de posición fijadas en el despropósito.

Los arquitectos, algunos, han constatado los efectos en la salud de un modo de configurar las estructuras. “Ver árboles y no agotarse por los pasillos, convalecer en un espacio doméstico en vez de encerrarse en un hospital. Muchos proyectistas, como Alvar Aalto en Finlandia y Lelé en Brasil, investigan la relación entre la salud y el diseño de las clínicas.”


Es soberbio, dicen, decimos, quienes hemos gozado del ballet cubano: “Un testimonio de contemporaneidad, de voluntad de trasladarnos una lectura nueva, más interesante, creativa…”

Y decidimos aprender a instalar nuestras relaciones en el corazón de una coreografía convincente, capaz de modificar las formas de comunicación que mantenemos en todos los entornos. No de modo artificial: “Para querer no necesito una razón.”

Con la voluntad decidida de mejorar con la comunicación la salud de nuestras relaciones, y que nadie nos estropee disfrutar del “bolero”

EL COMPROMISO DE LA ECONOMÍA CREATIVA

EDIFICIOS QUE CURAN

ORIENTACIÓN ESTRATÉGICA: La transparencia es fuente de confianza

Cuando un colectivo, pongamos por caso la Taula del Senia, es transparente e informa sin esconder nada de cada uno de los recursos implicados en beneficio del territorio, la confianza de sus interlocutores crece.

 Seguramente, en un clima de decrepitud ética, surgirán los incrédulos y buscarán el modo de poner en solfa la información recibida. Incluso, los más ignorantes, inventarán maledicencias, calumnias verosímiles, que algo queda.
En estos días hemos comentado en diferentes escenarios la prevista Ley  sobre Transparencia y Buen gobierno. Pero nos tememos que no será la ley la que resuelva el problema. Si no se desacredita el rumor, y la opinión se sustenta en las verdades a medias o las mentiras, difícilmente el efecto deseado, es decir el incremento de la confianza, caracterizará la identidad de nuestras relaciones.
Es cierto que la pluralidad de fuentes de información abre la puerta a ese estado de incertidumbre estable – fruto de la ignorancia sistémica – que nace y se reproduce sobre el pesebre de la noticia, el escrito de opinión del gurú de turno y el correveydile nuestro de cada día…
Pero también lo es que la corresponsabilidad con la transparencia puede ayudarnos a resolver una parte de ese estado de ánimo fundado en el desconcierto: la obligación a dar respuesta a una pregunta, al menos confirma la necesidad de afirmar lo que se ha hecho, sin ocultar las consecuencias.

El primer día de la Primavera lo dedicamos a revisar la Gestión del Sistema de Marketing de Concierta (SMM). Una reflexión a la luz de la demanda de orientación estratégica por parte de nuestros interlocutores. La “transparencia” de una comunicación ineludiblemente colectiva nos obliga a crecer en el trazado de los contenidos.

¿Suena ampuloso? Llovía y el viento nos trasladaba al desaire y el descontrol. Pero entre tanto aspaviento ella susurro: “detrás de los cristales también llueve”. Y la confianza se cimbreó dispuesta a alumbrar nuevos destellos.

LEY DE TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO